EL grito

EL grito
Edvard Munch

jueves, 28 de agosto de 2008

Un poema para David (live in Toronto)



Es verdad, tantos esperando no sé qué cosa

y ese nunca dar.

Un ladrido de perros arrellanados en jauría, un amor,

un viento del sur, un huayra del norte

y entre tanto vaivén, amigo,

olvidé olvidarte.

Y es así como buscás ese interlocutorque apenas existe,

que se traduce en poema

pero no habla,

que tiene un ojo inmenso

pero no te mira,

que tiene un cuerpo

pero que no transita

esos interminables kilómetros que llevan a nada.

Porque la nada es la nada absoluta

cuando no se produce el encuentro.

7 comentarios:

Raquel Fernández dijo...

Muy bueno lo tuyo, como siempre. Se te extraña, deberías subir cosas al blog más seguido.
Un abrazo.

David Pereyra dijo...

Me demore, y ahora se porque. Simplemente la experiencia de la belleza, que se traduce en el quedarse absorto. La experiencia de lo inesperado, que provoca la paralisis. Y el mas profundo de los sentimientos que no se saben explicar a ellos mismos. Y la profunda certeza, de lo que vendra, y no sabemos. Porque todo se hizo de la nada, y alguna vez de la nada algo salio. Ya que como bien sabes ni la mas profunda lejania, pudo hacer olvidar lo mas sincero que llevamos.

Los tiempos de la creacion.

nahuel dijo...

Te descubrí de casualidad y fue una hermosa sorpresa. creo que encontré una poeta a la que deseo leer. No es poco. Hermoso poema, es un amigo lejano ? Orgulloso debe estar.

desde Rosario

Gustavo Tisocco dijo...

Un homenaje desde la más tibia esencia, bello Gaby.
Un abrazo Gus.

ivan petrovitch dijo...

Gostei muito, o seu talento é óbvio,trata-se de um lindo poema, espero que você me entenda, dia após dia precisamos de combustível literário para acender a nossos instintos...

DKaW_ dijo...

que buen poema de viaje, me dan ganas de escucha eagles! xd

romi dijo...

bello poema, también tengo un amigo que se fue atoronto y lloré mucho

death

death
edvard munch, ese noruego brutal